El balance interno

La Navidad siempre nos hace balance. Llega, como el turrón, a casa por estas fechas, y nos lleva de vuelta a lo añorado, lo vivido y lo evitado; tabla rasa donde ponemos debe y haber y nos salen, o no, las cuentas…

Yo este año, hago un balance distinto. La tabla es a futuro, y todo está en el cuadro del haber… El temor se ha convertido en reto, la soledad en valor, el fracaso en posibilidades distintas, el desengaño en aprendizaje, y el amor en encuentro y amistad sólida. Y con todo, aún sé que seguiré evitando, seguiré temiendo y seguiré aprendiendo. Pero cada paso será siempre al frente, sin deudas, sin miradas a lo viejo, sin tiempo que perder hacia donde quedó el pasado.

La Navidad, con sus heladas, su nieve y su manto frío (estos días Madrid luce disfrazada de sol radiante), gesta la semilla de todo lo nuevo bajo el alboroto de cenas, reencuentros, compras y balances. Quiero verla así. Nueva y radiante.

Feliz renacer y próspero reencuentro con el balance interno…

close

Envíame información sobre el modelo de Liderazgo In-Out

"El enfoque 350º que impulsa la transformación"

A través del envío de tus datos utilizando nuestros formularios de contacto, das tu consentimiento para el envío de información sobre las actividades que realizamos. En ningún caso el envío de tus datos a través de nuestros formularios de contacto autoriza la cesión de los mismos a ningún tercero. La inclusión de tus datos en el fichero propiedad de la marca Olga-Casado no autoriza el uso de los mismos para otros fines que no sea el envío de información relativa a las actividades formativas que se llevan a cabo bajo esta marca. En cualquier momento podrás solicitar la baja de todos los envíos y comunicaciones a través del correo electrónico olgajcasado@gmail.com

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Deja un comentario