La mandarina incómoda

Peeled Clementine

A veces las mejores experiencias son silenciosas y ocupan un pequeñísimo lapso de tiempo; no pesan y desde luego no llenan el espacio, aunque lo cambian todo.

Hoy he comido la primera mandarina del kilo que compré antes de ayer y dispuse en el frutero de la cocina. Al hincar la uña sobre la piel, como siempre hacía mi abuela, ha rezumado un intenso aroma que hacía mucho tiempo no percibía en la fruta que adquirimos en las grandes superficies. La he pelado con apasionamiento, dejando que el olor impregnara las yemas de mis dedos. Los gajos eran gruesos, también el pellejo interno que recubre y protege la pulpa. Una pequeña sombra en el interior me ha dado un mensaje: éstas sí tienen pipos. Y así es como hoy he comido la primera mandarina de verdad en mucho, mucho tiempo. Entre huesecillos incómodos, he disfrutado un sabor auténtico a mandarina, verdadero como un beso en la mejilla, y no uno de esos xxx que ponemos en los mensajes de texto.

La experiencia me ha dado qué pensar: comer mandarinas con pipo es una cosa incómoda, por eso hemos indagado y practicado injertos hasta eliminar la semilla y lograr una producción de mandarinas cómodas, sin olor, ni gusto, ni tinte anaranjado en los dedos. Y esta sencilla experiencia me ha recordado otra cosa: la vida auténtica es infinitamente más ardua, pero al final sabe a vida.

close

Envíame información sobre el modelo de Liderazgo In-Out

"El enfoque 350º que impulsa la transformación"

A través del envío de tus datos utilizando nuestros formularios de contacto, das tu consentimiento para el envío de información sobre las actividades que realizamos. En ningún caso el envío de tus datos a través de nuestros formularios de contacto autoriza la cesión de los mismos a ningún tercero. La inclusión de tus datos en el fichero propiedad de la marca Olga-Casado no autoriza el uso de los mismos para otros fines que no sea el envío de información relativa a las actividades formativas que se llevan a cabo bajo esta marca. En cualquier momento podrás solicitar la baja de todos los envíos y comunicaciones a través del correo electrónico olgajcasado@gmail.com

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Deja un comentario