La verdadera clave del triunfo

Deja un comentario
Coaching, Human potential, Transformación, Universo cuántico

7.-Life-Triumph_1995Con frecuencia me pregunto: ¿por qué, aunque hago todo lo que los expertos en coaching sugieren, no consigo triunfar como espero en mi vida?

A veces tengo una situación económica estable, pero es lo emocional lo que falla, otras es mi prosperidad que no avanza o mis relaciones sociales, mi tiempo de ocio, mi vocación… Me muevo siempre en desequilibrio. Sin embargo, no dejo de poner en práctica aquello de objetivos concretos, planificación, paso a paso, perseverancia, alegría interior, alineación con mis valores esenciales, ecología en mis decisiones y el sueño de ser, siempre como telón de fondo. ¿Qué pasa entonces?

Suele sumarse la expectativa a atraer con la mente sólo lo constructivo, lo deseado, de manera que hago un ejercicio constante de visualización positiva, repito las afirmaciones que he aprendido en los talleres de coaching, que he leído en algún libro o que inspiradamente sé buenas para mi vida. Y con todo y con eso, no consigo triunfar como espero en mi vida…

La verdadera clave del triunfo es conocer la propia verdad esencial. Viene inspirada en trocitos, como la vida, pero en esencia ha de ser una sola, como la propia existencia resumida en un solo Universo. Cuando llego a vivir perfectamente alineado o alineada con esa verdad única que (y esto es lo más importante) íntimamente he elegido ser en esta manifestación material, entonces puedo alcanzar el “triunfo”. Así pues, lo más importante es aprender a buscar mi verdad esencial, y si yo no sé hacerlo o no estoy seguro-segura de estar haciéndolo bien, buscar a alguien que me guíe en este proceso.

Triunfo es una idea subjetiva, que le pertenece a cada uno, por eso está ligada a la verdad íntima. Cualquier comparación con otros es sencillamente inútil precisamente por eso. Preguntarnos por qué llegan a la cúspide de la pirámide o por qué son amadas algunas personas que nos parecen indeseables o no merecedoras de ese tan ansiado triunfo, sólo nos lleva a buscar en una verdad que no es la nuestra ni nos trae nuestras propias respuestas.

Para lograr el triunfo hay que estar alineado, no con otros sino con nosotros mismos. Para atraer lo deseado hay que ser lo deseado, no solamente pensarlo racionalmente, ni siquiera perseguirlo a través de afirmaciones que usamos como un mantra diario. Hay que Ser. Profundamente, y verdaderamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s