La controvertida idea del crecimiento

Deja un comentario
El camino del héroe

la vida en tus manosEl concepto de crecimiento es tan sencillo como la propia naturaleza: algo se planta, crece, y cuando está maduro, bien sirve de alimento, bien cae a la tierra y muere. Crecer por tanto siempre tiene un límite… Se crece hasta que se ha alcanzado el punto en el que se inicia el declive. Así es la vida, así son las edades del hombre-mujer; y es necesario que así sea para que la vida siga. El continuo de nacimiento, crecimiento, madurez y muerte es lo que nos permite estar aquí en este instante. No tiene por lo tanto ningún sentido aferrarnos a ninguna de las etapas, tratar de evitar el momento de la muerte que permite la nueva vida, ni tampoco pretender que el crecimiento sea algo continuo que acontezca de manera infinita.

¿Por qué habrían las empresas, los mercados o las economías de cada país seguir ritmos distintos a los naturales? Tal vez lo creemos así porque sentimos que algo “creado por nuestra mano” solo está sujeto a nuestras propias leyes, que tenemos el dominio del crecimiento, el declive y la muerte… Nos empeñamos en echarle un pulso al orden natural que permite la vida, y lo hacemos esclavizando, apretando márgenes de subsistencia para mantener nuestro ansiado porcentaje de crecimiento… Así operan las compañías, los gobiernos y los mercados, aferrados al crecimiento como idea, y no al crecimiento como realidad que sostiene la vida.

Debería ser suficiente con observar que la llamada “crisis” se dilata en el tiempo porque ya no es posible “crecer” como se ha venido creciendo. Tal vez deberíamos incluso pensar que la muerte es el más saludable de los procesos, y aceptar el momento en que nuestro modelo de empresa, nuestro sistema de gobierno, o nuestro propio cuerpo deben morir para que la vida se reinicie una vez más.

Muchos se preguntaron dónde quedaron las profecías mayas del 2012, ¿dónde está la anunciada “muerte”? Muchos rieron incluso al entender que muerte es solo cataclismo, un diluvio que nos llevaría por delante arrasándolo todo… Poco parecemos entender de la muerte, tan poco como entendemos de crecimiento y crisis, y de lo necesaria que es la crisis para “matar” lo que no está dispuesto a dejarse morir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s