Toda la riqueza que somos

Deja un comentario
Coaching, Transformación, Universo cuántico

amanece-la-nueva-tierra

Nos gustaría que nuestro crecimiento fuera constante, incesante. Sin embargo, el desarrollo tiene fases de expansión y estados de quietud necesarios para que se manifieste el cambio.

A veces sentimos que nos hemos estancado porque el avance no es evidente; querríamos estar siempre avanzando, nos cuesta detenernos y aceptar, y disfrutar la quietud. La semilla bajo la tierra no es suficiente; querríamos ver siempre más y más brotes a ras del suelo…

Cuando uno aprende a ver las semillas, es capaz de sentir la plenitud de la vida, con sus momentos de expansión y sus fases de quietud. Las flores no le exaltan ni el invierno le sume en la tristeza, porque siempre hay vida, riqueza y posibilidades debajo de lo evidente.

Hoy puedo observar que a mi alrededor todo es quietud y creerme o sentirme por ello estancado. ¡Nada menos cierto! Hoy, sin ninguna duda, todo mi potencial está en marcha.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s