La mandarina incómoda

... ... A veces las mejores experiencias son silenciosas y ocupan un pequeñísimo lapso de tiempo; no pesan y desde luego no llenan el espacio, aunque lo cambian todo. Hoy he comido la primera mandarina del kilo que compré antes de ayer y dispuse en el frutero de la cocina. Al hincar la uña sobre … Continuar leyendo La mandarina incómoda